Francisco: Ninguna guerra vale la pérdida de un ser humano

El Papa, en un mensaje firmado por el cardenal Parolin, escribe a los participantes en el Foro de la paz de París, que se celebra hoy y mañana, pidiendo una vez más el fin de los conflictos: la escucha, el diálogo y la cooperación son los únicos medios para resolver los conflictos.


Mientras los misiles y los atentados en los diversos teatros de conflicto no dan tregua a la necesidad de l paz, el Papa, por su parte, no da tregua a la guerra. Los llamamientos a las conciencias se suceden prácticamente a diario e incluso hoy, 10 de noviembre, en un mensaje firmado por el cardenal secretario de Estado, Pietro Parolin, reitera los puntos de su magisterio, dirigido para la ocasión a los participantes en el Foro por la paz de París, que se celebra hoy y mañana, quienes a través de debates y paneles sobre diferentes temas se enfrentan sobre un pensamiento de fondo muy preciso: el de la «búsqueda de un terreno común en un mundo de rivalidades».

Proceso «lento y paciente”

En el mensaje, leído por el nuncio apostólico en Francia, Celestino Migliore, Francisco pide que el Foro sea un «signo de esperanza» apoyado en compromisos que «favorezcan un diálogo sincero, basado en la escucha del grito de todos los que sufren a causa del terrorismo, de la violencia generalizada y de las guerras, flagelos todos ellos que benefician sólo a unos pocos grupos alimentando intereses particulares, lamentablemente – señala – a menudo disfrazados de nobles intenciones».

Por otra parte, del lado del bien común, está la difícil construcción de la paz, «un proceso lento y paciente – lo define el Papa – que requiere el valor y el compromiso concreto de todas las personas de buena voluntad que tienen en el corazón el presente y el futuro de la humanidad y del planeta».

La ONU y los derechos, una brecha que hay que colmar

Francisco constata con realismo que, exactamente 75 años después de la adopción de la Declaración universal de los derechos humanos, sigue existiendo una «brecha persistente entre los compromisos solemnes asumidos el 10 de diciembre de 1948 y la realidad», una brecha que «todavía hay que colmar, y en algunos casos con gran urgencia». Y escribe:

“¿Cuántos niños a causa de los conflictos, se ven privados del ‘derecho fundamental y primario a la vida y a la integridad física y mental’?”

Y del mismo modo, ¿cuántas personas se ven privadas del «derecho al agua potable y a una alimentación sana», del «derecho a la libertad religiosa, a la salud, a una vivienda digna, a una educación de calidad y a un trabajo decente»?

«No vale las lágrimas de una madre»

Preguntas que conducen de nuevo a la convicción tantas veces repetida por el Papa en cada audiencia, ventana, encuentro, a saber, que «la guerra es siempre una derrota de la humanidad» y que ninguna – subraya en el mensaje – «vale las lágrimas de una madre que ha visto a su hijo mutilado o asesinado», o «la pérdida de la vida de un solo ser humano, un ser sagrado creado a imagen y semejanza del Creador», o «el envenenamiento de nuestra casa común», o «la desesperación de quienes se ven obligados a abandonar su patria».

La escucha, el diálogo y la cooperación son los únicos medios para resolver los desacuerdos y lo que urge – concluye – es «silenciar las armas» y «repensar la producción y el comercio de estos instrumentos de muerte», para que «las razones de la paz se oigan por fin alto y claro».

Fuente: Vatican.News 

Más publicaciones

«Debemos ser portadores del auxilio de María»:

Esta mañana, en la Basílica de María Auxiliadora de Lima, se celebró la Solemne Eucaristía en honor a la fiesta de nuestra Madre Auxiliadora. La celebración fue presidida por el Obispo Auxiliar de Lima, Mons. Juan José Salaverry, concelebrada por nuestros religiosos salesianos, provenientes de nuestras distintas obras.

Perú – La primera imagen de María Auxiliadora en Perú

Los primeros Salesianos llegaron al Perú en 1891 y difundieron la devoción a María Auxiliadora. La imagen que ingresa cargada en hombros a la Basílica, cada día de la novena, es la primera de la Virgen de Don Bosco que recorrió las calles de Lima.

Las casas de la “Virgen de Don Bosco” en el mundo: el Santuario de María Auxiliadora de Lima, en Perù

Ubicada en el distrito de Breña, en el corazón de la capital del Perú, la Basílica de María Auxiliadora de Lima está próxima a cumplir 100 años desde el final de su construcción. En 1924 se concluyó su frontis y su espigada torre, que fue durante algunas décadas la estructura más alta de la ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí