Educar con el corazón requiere tiempo

Hemos escuchado muchas veces una narración hermosa pero impac­tante. Un niño esperaba ansioso la vuelta de su padre. En cuanto llegó, corrió hacia él y le preguntó: – Papi, ¿cuánto dinero te pagan por hora de trabajo? El padre le miró con expresión severa y le replicó: – Anda, no me molestes más, que estoy cansado. El peque­ño insistió: – Pero, papá, solo es una pregunta. ¿Cuánto ganas por hora? La respuesta es muy conocida. Dicen que el Padre, pensó la pre­gunta de su hijo. ¿Cuánto ganas? En el fondo del corazón del niño era: Papá ¿Por qué estás lejos de casa? ¿Por qué no estás conmigo?

Los niños y jóvenes necesitan la cercanía

Durante la primera infancia, los niños ne­cesitan la cercanía y el afecto de sus padres. ¿Y cómo se expresa? En el cuidado, en las caricias y palabras y jugar con los hijos. En esta etapa, el juego representa su principal ac­tividad y los padres no pueden estar ausentes. En esta fase, resulta esencial ponerse a la al­tura de ellos, mirarlos a los ojos, escucharles con atención, hablarles con claridad, respetar sus opiniones.

En la adolescencia, la forma en la que los padres se acercan a sus hijos va cambiando, tomando en cuenta que sus hijos se van con­virtiendo en adultos. La comunicación abier­ta, empática y el respeto por la identidad de los jóvenes son aspectos esenciales en la con­solidación de esta cercanía, la cual es un pilar clave para fomentar la confianza.

Definitivamente, educar con el corazón re­quiere de tiempo. Con frecuencia les recor­damos a los padres que más vale calidad, que cantidad y mejor aún si se generan momentos agradables, en los que se otorgan la oportuni­dad de disfrutar el tiempo con sus hijos.

La cercanía es la mejor propuesta educativa

Es un hecho que a los padres no nos ense­ñan a ser padres y que, en ocasiones podemos cometer errores. Existe la creencia de que a los hijos se les debe dar gusto en todo como una demostración de afecto. En realidad, no es así. No obstante, con frecuencia identificamos esta actitud como una realidad y una forma de compensar la falta de tiempo y de disponibili­dad para con los hijos.

La cercanía nos permite llegar al corazón de los jóvenes, demostrando empatía y marcando también los límites que se requieran. La cerca­nía se funda. Los niños y los jóvenes se vuel­ven más espontáneos y se sienten en confianza para compartir sus ideas, sus miedos y sus in­quietudes, sin temor a ser juzgados. Además, evidencian un mejor concepto de sí mismos, se muestran más seguros, entusiastas y capaces de enfrentar los retos que se les presenten.

Promover y mantener una relación cercana con los niños y jóvenes contribuye con su desa­rrollo emocional, social y psicológico, el cual se verá reflejado en el ambiente escolar y en una vida familiar serena y tranquila.

Existen estrategias para poner en práctica y lograr una cercanía más efectiva y significati­va. Te invito a que te cuestiones. Si realmente cumples estas estrategias estás siendo un pa­dre brillante.

Los padres deben estar dispuestos a derrumbar sus barreras mentales, aprender a jugar con sus hijos, escucharlos con atención, y demostrar empatía, tolerancia y mucho amor.

CONSEJOS

Manifiesta interés por sus actividades, sus ami­gos, sus pasatiempos.

2. Disfruta el tiempo que pasan juntos.

3. Planea actividades en casa, en el patio, donde puedan divertirse.

4. Guarda tu celular u otros dispositivos electró­nicos durante esos momentos especiales y con­céntrate en la actividad que están compartien­do.

5. Anima a expresar sus ideas con apertura y com­prensión.

6. Celebra sus logros.

7. Utiliza tu sentido del humor para crear un am­biente de confianza y felicidad.

8. Elije con cuidado las palabras. Evita el sarcas­mo, la burla y las humillaciones, incluso en broma.

9. Demuestra empatía en momentos difíciles. Sé paciente y bríndale apoyo emocional ante sus preocupaciones y desafíos, evitando minimizar el problema.

10. Aplica la disciplina con amor. Explícale clara­mente las reglas desde un comienzo, así como las repercusiones que tendrá ante el incumpli­miento.

Más publicaciones

Donación de 120 carpetas unipersonales a Instituciones educativas de Huancavelica

La Congregación Salesiana, como parte de opción carismática, reafirman su preferencia por la juventud pobre, abandonada y en peligro, la que tiene mayor necesidad de ser querida y evangelizada, y trabajamos, sobre todo, en los lugares de mayor pobreza.

«Debemos ser portadores del auxilio de María»

Esta mañana, en la Basílica de María Auxiliadora de Lima, se celebró la Solemne Eucaristía en honor a la fiesta de nuestra Madre Auxiliadora. La celebración fue presidida por el Obispo Auxiliar de Lima, Mons. Juan José Salaverry, concelebrada por nuestros religiosos salesianos, provenientes de nuestras distintas obras.

Perú – La primera imagen de María Auxiliadora en Perú

Los primeros Salesianos llegaron al Perú en 1891 y difundieron la devoción a María Auxiliadora. La imagen que ingresa cargada en hombros a la Basílica, cada día de la novena, es la primera de la Virgen de Don Bosco que recorrió las calles de Lima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí