Celebración Eucarística en El Sagrario: Un Homenaje a la Herencia Salesiana

El Sagrario de la Catedral de Lima abrió sus puertas a la Familia Salesiana para celebrar a dos extraordinarios hijos de Don Bosco que labraron en el Perú su camino a la santidad: el Venerable Octavio Ortiz Arrieta (Lima, 1878 – Chachapoyas, 1958) y el Siervo de Dios Luis Bolla (Schio, 1932 – Lima, 2013).

La eucaristía fue presidida por el padre Pierluigi Cameroni, Postulador General, y concelebrada por el padre Sandro Carbone, Párroco de El Sagrario, junto con otros sacerdotes salesianos. Durante su homilía, el padre Cameroni expresó su agradecimiento a todos los presentes y, mediante una breve reseña, resaltó las figuras del Padre Bolla y de Mons. Ortiz.

“Estamos aquí en el Sagrario, el lugar donde fue bautizado el Venerable Mons. Octavio Ortiz Arrieta, el primer salesiano de Perú y Obispo de Chachapoyas, un gran salesiano dedicado a su misión con un profundo espíritu misionero”

Pierluigi Cameroni, Postulador General,

En otro momento de su homilía, el padre Cameroni resaltó la importancia de la figura evangelizadora del padre Bolla, presentándolo como un modelo a seguir.

“Los invito a conocer más sobre estas personas que han encarnado, cada una a su manera, el carisma de Don Bosco”

Pierluigi Cameroni, Postulador General,

Antes de finalizar la eucaristía, el padre Sandro Carbone expresó su gratitud hacia todos los salesianos presentes, destacando especialmente la participación del padre Cameroni.

“Aquí tenemos dos modelos de la huella de Don Bosco y la huella de Jesús. Nos unimos como buenos hijos de Dios en la devoción a la Virgen María”

Padre Sandro Carbone, Párroco de El Sagrario,

Acto seguido se develó una placa conmemorativa con un artístico relieve escultórico en homenaje a monseñor Ortiz Arrieta, quien fue bautizado en dicho lugar en 1878.

Más publicaciones

Donación de 120 carpetas unipersonales a Instituciones educativas de Huancavelica

La Congregación Salesiana, como parte de opción carismática, reafirman su preferencia por la juventud pobre, abandonada y en peligro, la que tiene mayor necesidad de ser querida y evangelizada, y trabajamos, sobre todo, en los lugares de mayor pobreza.

«Debemos ser portadores del auxilio de María»

Esta mañana, en la Basílica de María Auxiliadora de Lima, se celebró la Solemne Eucaristía en honor a la fiesta de nuestra Madre Auxiliadora. La celebración fue presidida por el Obispo Auxiliar de Lima, Mons. Juan José Salaverry, concelebrada por nuestros religiosos salesianos, provenientes de nuestras distintas obras.

Perú – La primera imagen de María Auxiliadora en Perú

Los primeros Salesianos llegaron al Perú en 1891 y difundieron la devoción a María Auxiliadora. La imagen que ingresa cargada en hombros a la Basílica, cada día de la novena, es la primera de la Virgen de Don Bosco que recorrió las calles de Lima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí