“Estoy en medio de ustedes para acompañarlos, como padre, por el bien de los jóvenes»

El P. Juan Pablo Alcas, Inspector, se reunió con los colaboradores de la Casa Inspectorial Salesiana «San José», para dar a conocer a los nuevos Salesianos de Don Bosco que se incorporan a la Comunidad y presentar al nuevo director, el P. Jesús Jurado. Durante este fraterno encuentro, expresó su agradecimiento y cercanía a los laicos por su dedicado trabajo diario en beneficio de la Congregación y, especialmente, de los jóvenes. “Estoy en medio de ustedes para acompañarlos, como padre, como amigo, a trabajar juntos por el bien de los jóvenes. Agradezco su servicio de todos estos años. Todos ustedes están en la cancha con los muchachos. Por eso, es muy importante el trabajo que realizan. Gracias, queridos colaboradores”, manifestó.

Reflexionó, además, sobre tres puntos importantes que son fundamentales, tener en cuenta, para fortalecer el trabajo en la Inspectoría:

1. Nuestra identidad cristiana: ¿quién soy? ¿Cómo podemos recuperar nuestra identidad cristiana? La formación que recibirán este año les ayudará a reafirmar su identidad cristiana. Es un proceso de crecimiento continuo.

2. Nuestra identidad carismática: Somos la Congregación más grande gracias a la numerosa cantidad de grupos en la Familia Salesiana. Es clave que los laicos contribuyan y colaboren para fortalecer la imagen y el carisma de la Congregación. ¡Somos Salesianos!

3.-  Identidad Institucional: Hay rasgos que nos van a caracterizar como Inspectoría. El centro espiritual, laboral, personal, de afecto y confianza es el Inspector.  Por eso su figura es muy importante.

Finalmente, presentó al nuevo director de la Casa Inspectorial «San José», el Padre Jesús Jurado, así como a todos los nuevos miembros que se incorporan a la Comunidad: el Padre Ángel Recuenco, Animador Vocacional; el Padre José Kamza, Vicario Inspectorial; el Padre Elmer Jaramillo, Secretario Inspectorial; el Padre Stefan Górecki, Económo Inspectorial; el Padre Ricardo Gonzales, confesor; y, por último, el Padre Uriel Jáuregui, Delegado para la Pastoral Juvenil.

«Le pido al Señor hacer un clima de familia», finalizó.

Más publicaciones

Perú Mío

"No se trata de cumplir 100 o 200 años y contarlos desde la Proclamación de la In­dependencia, desde la batalla de Ayacu­cho o de otro hecho histórico trascenden­te, se trata de mejorar como país".

«El Oratorio es tener un pedacito de cielo»

"Han transcurrido 19 años desde que empecé esta aventura salesiana que me llevó a conocer y vivir el trabajo oratoriano en la zona de Cossio del Pomar y los Médanos, distrito de Castilla, en la calurosa ciudad de Piura".

¡Los niños y los jóvenes necesitan soñar!

Definitivamente los tiempos cambian y los retos que se nos presentan varían según el contexto y la realidad psicosocial que los jóvenes enfrentan, por ello; nuestro acompañamiento en estos cambios es de vital relevancia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí